15 de septiembre de 2012

VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO: 10 PREGUNTAS Y RESPUESTAS





Este virus, que se contrae como ETS (enfermedad de transmisión sexual), es muy importante para la mujer, ya que puede desarrollar el cáncer de cuello de cérvix….la cual es la 2º causa de muerte por cáncer en la mujer… La causa de este virus es desconocida.




1.  Exactamente, ¿qué es el VPH (virus papiloma humano)?

El término papiloma (o también llamado condiloma) quiere decir protuberancia crónica y hace referencia a las conocidas “verrugas genitales”. Se trata de una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes y una de las menos conocidas. .
En realidad, el VPH se compone de un grupo grande de virus (existen más de más de 100 tipos). Una gran parte de estos son transmitidos sexualmente e infectan el aparato genital masculino y femenino, produce infecciones de piel y afecta también la zona de boca, garganta, ojos y respiratorio.
Estas verrugas varían en apariencia en el varón y en la mujer. De hecho, en el hombre que está infectado, puede portar lesiones asintomáticas y no visibles (que solo sean observables por pruebas específicas como la colposcopia). En la mujer, las zonas más afectadas suelen ser la vulva, la pared vaginal, el cuello uterino (siendo causante de cáncer), la zona del periné y el ano. Este virus es tan frecuente que más de la mitad de los hombres y las mujeres sexualmente activos son infectados por el HPV en algún momento de sus vidas.





2. ¿Qué riesgo de cáncer produce el VPH?

Es la principal causa de cáncer del cuello del útero. No todos los tipos de VPH tienen el mismo riesgo de convertirse en cáncer. Es más, los tipos de VPH que pueden causar verrugas genitales no son los mismos que los que causan cáncer. A día de hoy, no hay manera de saber cuáles personas con el VPH desarrollarán cáncer u otros problemas de salud.
El HPV también se asocia a otros cánceres, como el cáncer de la vagina y de la vulva en las mujeres y a otros tipos de cánceres en hombres y mujeres (además de poder causar las verrugas genitales y en la garganta).






3. ¿Qué signos y síntomas puedo percibir si contraigo el VPH?


Es posible que no notes nada, ya que la mayoría de las personas infectadas por el VPH no presenta síntomas o problemas de salud por la infección. Además, aunque cerca de la mitad de personas activas sexualmente son infectadas por el virus, en un gran número de casos (el 90 %), el sistema inmunitario del cuerpo elimina el VPH de manera natural en dos años. A pesar de ello, las infecciones que no sean eliminadas no se curan.

Algunos signos que puede causar son:

Verrugas genitales: aparecen en las zonas genitales como un granito o pequeños grupos de granitos. A los tres meses las verrugas aparecerán en el lugar en que hubo contacto con la persona infectada (pueden ser 1 o varias). Si no se tratan, ellas formarán un tejido carnoso. También es posible que éstas se desarrollen dentro de la vagina o del ano, en el cuello uterino o en la garganta.  Su tamaño varia: pueden ser pequeñas o grandes, planas o elevadas o en forma de coliflor.  En algunos casos, estas verrugas desaparecen, pero la persona continuará infectada. Estas verrugas  no se convertirán en cáncer (ya que corresponden a una infección de un tipo de VPH distinto). Los profesionales médicos pueden diagnosticar las verrugas con solo mirar el área genital durante la consulta.

- Papilomatosis respiratoria recurrente (PPR): cuando se forman verrugas en la garganta se pueden llegar a bloquear las vías respiratorias (produciendo ronquera o dificultad para respirar).

- Cáncer de cuello uterino: por lo general no presenta síntomas sino hasta que está en una etapa avanzada. Por esta razón, es importante que las mujeres se realicen periódicamente pruebas de diagnóstico del cáncer de cuello uterino, de esta manera se puede tratar en forma temprana (antes de que el cáncer se haya desarrollado).

- Otros cánceres: como ocurre con el cáncer de cuello uterino, estos canceres pueden no presentar signos o síntomas hasta que estén avanzados y sean difíciles de tratar. Pueden localizarse en: vulva, vagina, pene,  ano y cáncer de la cavidad orofaríngea.  (parte posterior de la garganta, incluidas la base de la lengua y las amígdalas).


4. ¿Cuáles son los factores de riesgo para que contraiga VPH?

- Inicio de vida sexual activa en edades tempranas (adolescentes, antes de los 20 años).

- Cuanto mayor sea el número de compañeros sexuales, más alta es la probabilidad de infectarse. 


- Haber padecido otras enfermedades de transmisión sexual o una inflamación del cuello del útero persistente o recurrente puede predisponer a contraer la enfermedad.     


- Poseer el sistema inmunológico deprimido: como el virus de inmunodeficiencia (VIH), que favorece que prevalezca la infección por y que progrese a lesiones malignas. También factores genéticos, alteración inmunologica por medicación o drogas,…


- El consumo de tabaco aumenta la probabilidad de padecer cáncer de cuello uterino.

- Mujeres multíparas (con alto número de embarazos) también tienen mayor probabilidad (por los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo, que favorecen el desarrollo de las infecciones de VPH).    
                                                                           
- El uso prolongado de anticonceptivos (más de 5 años) aumenta también la probabilidad de cáncer de cuello.


- Problemas por deficiente nutrición (falta de aporte de antioxidantes, ácido fólico y vitamina C) también favorece la persistencia de la infección por VPH y la evolución de las lesiones a cáncer.
  
  
5. ¿Cómo me puedo contagiar?

Se puede transmitir por sexo vaginal, anal y oral, y mediante el contacto directo con las verrugas de la piel. 

Una persona puede tener el VPH hasta años después de haber tenido contacto sexual con una pareja infectada.  La mayoría de las personas infectadas no saben que están infectadas o que están transmitiendo el virus a su pareja sexual. También es posible contraer más de un tipo de VPH.

Aunque es infrecuente, también una mujer embarazada que tiene el VPH genital puede transmitir el virus a su bebé durante el parto. Y, en casos muy raros, el bebé puede presentar papilomatosis respiratoria recurrente de comienzo juvenil.


6. ¿Cómo puedo saber si estoy contagiada?

Lo mejor es realizar las revisiones periódicas con tu matrona y ginecólogo (citologías,…).
Además, se puede realizar la prueba de Papanicolaou  para detectar el cáncer de cuello uterino. A pesar de ello, no existe una prueba general detectar si una persona tiene el VPH, ni tampoco  para detectar el VPH en los genitales, la boca o la garganta.


7. ¿Qué puedo hacer para evitar la infección?

Lo mejor que puedes hacer es ser tener mayor cuidado en las relaciones sexuales:

Si llevas una vida sexual activa, puedes reducir su riesgo de contraer el VPH si usas preservativos. Para que protejan más, los condones se deben usar en todas las relaciones sexuales, desde el inicio hasta el final.  Lamentablemente, hay que señalar que el  VPH puede infectar las áreas que no queden cubiertas por el condón, por lo que los condones no protegen completamente contra el VPH. 

Además, se  reduce la probabilidad de contraer el VPH si se permanece en una relación con una sola pareja, si se limita el número de parejas sexuales o escoge una pareja que no ha tenido parejas sexuales o ha tenido muy pocas.  Sin embargo, hasta las personas que han tenido solo una pareja sexual en la vida pueden contraer el VPH. Puede que no sea posible determinar si está infectada actualmente una pareja que ha sido sexualmente activa en el pasado. 



8. ¿Qué otros modos hay para reducir la probabilidad de contraer VPH?

Las vacunas pueden proteger a hombres y mujeres contra los tipos más comunes de VPH que pueden causar enfermedad y cáncer. Existen dos vacunas para proteger contra a mayoría de los cánceres de cuello uterino.  Una de estas vacunas (Gardasil), también protege contra verrugas genitales y también protege contra los cánceres de ano, de vagina y de vulva. La otra (Cervarix) protege un mayor número de tipos de virus que desarrollan cáncer de cuello uterino. Estas vacunas se administran en tres inyecciones.






9. ¿Cuáles son los pros y contras de las vacunas?

PROS:

La vacuna puede prevenir la mayoría de los casos de cáncer del cuello del útero en mujeres, sobre todo si se aplica antes de que la persona esté expuesta al virus. Es por ello que el ministerio de sanidad ha posibilitado que la vacuna sea gratuita y esté dentro del plan de vacunación de las niñas (de 11 a 12 años), ya que es importante que las niñas se vacunen contra el HPV antes de su primer contacto sexual (porque no habrán estado expuestas al virus del papiloma humano, y evitarán en mayor medida que desarrollen el cáncer de cuello de útero).

Un aspecto interesante, es que los niños también podrían ser vacunados por ese planteamiento, para así evitar la propagación de la infección del virus en su etapa adulta.

Contras:

  

Una vez que una mujer ha sido infectada por el virus no hay garantías deque la vacuna sea efectiva (ya que puede haber estado ya expuesta). Con lo cual, si decides hacértela siendo adulta no tienes la certeza de que ya hayas sido infectado por el virus, y que desarrolles el cáncer.
Incluso en las niñas, la vacuna no ofrece una protección completa, ya que hay 15 tipos de VPH que pueden causar cáncer de cuello de útero (las vacunas protegen los tipos que con mas frecuencia desarrollan cáncer de cuello de cervix, pero no absolutamente todos).
Además, la vacuna no protege de manera indefinida sino por un tiempo limitado, por lo cual aún se debe definir si debería realizarse con posterioridad (pasados los años) una dosis de recuerdo.
Por ello la vacuna no es un sustituto de una prueba de detección del cáncer del cuello del útero. Las mujeres se deben seguir haciendo regularmente revisiones (citologías) y la prueba de Papanicolaou (sobre todo en mayores de 35 años).
No debes vacunarte si:
- Si tienes alergia al látex u otro tipo de reacciones alérgicas debes consultarle a tu médico antes de vacunarte.
- Está desaconsejada si estás embarazada.
- Si presentas enfermedad  moderada o grave debes esperar a que remitan para poder vacunarte.
- Están descritos en la vacuna una serie de posibles efectos secundarios leves (como el dolor de cabeza, en el sitio de inyección,…). Pide más información en tu centro de salud (consulta a tu médico o enfermera).




10. ¿Si sé que lo he contraído, que opciones de tratamiento tengo?

No existe un tratamiento contra el virus, pero hay tratamientos para las enfermedades que el VPH puede causar:

-Verrugas genitales: si no han desaparecido por sí solas, pueden ser eliminadas con medicamentos, extirpadas químicamente, por congelamiento, quemándolas, y quirúrgicamente o por láser (en los casos de verrugas más grandes). Recuerda que aunque estas se extirpen, existe la posibilidad de que reaparezcan y seguirán siendo contagiosas (ya que la enfermedad está latente).

-Cáncer de cuello uterino y otros cánceres: si es de diagnóstico precoz será más fácilmente tratable. Por eso se recomiendan las revisiones periódicas.

-PRR: se puede tratar mediante cirugía o medicamentos. 


Más información en internet:






Referencias

-“Tratado de ginecología, obstetricia y medicina de la reproducción, editorial panamericana”, Madrid, 2004


-“Tratado de ginecología, patología obstétrica”. Editorial cientifivo-medica, Barcelona, 1978.

-“Enfermería maternal y del recién nacido.mc graw-hil”, Madrid 2006.





2 comentarios:

  1. quisiera saber con mas claridad si al aparecerme verrugas genitales, significa que fui contagiada recientemente o podria estar llevando el virus hace mas tiempo, es importante la respuesta puesto que tengo una pareja exclusiva hace un par de años.
    muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luca, aunque no puedo saber tu caso concreto, si que puedo decirte que las verrugas pueden tardar en desarrollarse y puede haber sido el contagio hace mas tiempo de 2 años (pueden estar en periodo de incubación). También el contagio puede ser de este tiempo (2 años) y que tu pareja fuera portadora (ya que pueden desconocerlo). Lo mejor es que acudas a una revisión con tu ginecólogo para resolver tus dudas.

      Eliminar

Gracias por tu comentario!