1 de febrero de 2014

CONSEJOS PARA EMBARAZADAS CON CIATICA

¿Estas embarazada y sufres ciática?



Pues tu caso no es aislado, puesto que se manifiesta con bastante frecuencia, sobretodo afectando a la parte baja de la espalda y glúteo, concentrándose en una zona. Sin embargo, también es posible que notes una irradiación que recorra la parte posterior de la pierna.

ciatica embarazo




En realidad, los distintos tipos de síntomas son debidos porque la compresión varía en cada caso.
Por ejemplo, una “pseudociatica” sería aquella causada por el músculo piriforme, llamándose Síndrome del piramidal. Este músculo comprime por contractura el nervio ciático, refiriendo el paciente el dolor localizado en la zona glútea (a la altura del bolsillo del pantalón).

Si se produce compresión nerviosa del ciático, se trataría de una radiculopatía, pudiendo manifestarse dolor en todo el recorrido del nervio (llegando a zona de rodillas,…).



Via: pinterest


Se trata de una molestia tediosa, aunque suele desaparecer tras ser mama.

¿Por qué se produce?

Hay múltiples causas:


-El cambio postural experimentado durante el embarazo (2 trimestre en adelante) hace que se produzcan mayores compresiones.

-Tienen mayor predisposición mujeres con problemas de espalda tipo escoliosis, hernias...

-Aumentar mucho de peso o retener mucho líquido también puede agravar una compresión.


¿Qué puedo hacer?

-Cuida tu postura. Sí, lo he comentado en muchas ocasiones en el blog, pero es que este punto es importantísimo, sobre todo en el embarazo. Te aconsejo leer el post sobre postura.

-Aplica calor seco en la zona del dolor. En ocasiones es útil también la crioterapia, aplicando por ejemplo masaje con hielo.

-También el uso de TENS puede dar alivio eficaz y seguro para el bebe.

- La natación y yoga moderado pueden servir para estirar y relajar la zona.

- Evita mantener posiciones fijas mucho tiempo, sobretodo sentada (frente al ordenador,…).

-Usa calzado cómodo y con tacón moderado (que respete la actitud normal de tu espalda).

-Acude a un centro especializado si notas que el malestar va en aumento. Un fisioterapeuta podrá aplicarte distintas técnicas sin perjudicar a tu bebe.

-Puedes realizar estiramientos y masaje en la zona de la lesión. En este vídeo tienes consejos sobre ello.



Mas info:

Libro:
Philippe Maslo, Las dolencias de la espalda. Hernia, lumbago, ciática, tortícolis. Editorial Paidotribo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!